Bienvenidos a MAAS YOGA - RESERVA TU 1RA. CLASE! >>

Quinto chakra: Vishuda

Quinto chakra: Vishuda

El quinto chakra, Vishuda, asociado con la garganta y con las glándulas tiroides y paratiroides, es la entrada a lo milagroso y misterioso por estar regido por el elemento éter.

¿Qué es el elemento éter del quinto chakra?

El elemento éter del chakra Vishuda es la condición del espacio y del tiempo para que algo pueda existir. Es el que da inicio al proceso de manifestación, ya que en forma de escalera encontramos los elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra, siendo el éter el más sutil de todos.

El elemento éter del quinto chakra ocurre mucho antes de que haya algo preciso, mucho antes de que aparezca el elemento aire, relacionado con los sentimientos que inician el proceso del compromiso; seguido del fuego que les da la energía, la voluntad y el objetivo claro para hacer algo; y después del agua que les da pasión para fluir y sumergirse uno en el otro; y finalmente la tierra que les provee la materia para su manifestación final.

Características del quinto chakra, Vishuda

Al activar el quinto chakra, Vishuda, adquieres la percepción de lo sutil, pudiendo estar alerta al principio de la causa y el efecto, cultivando una acción desde la implantación de la semilla (bij), en el que la semilla esencial es la Palabra y por eso el quinto chakra está asociado con el poder de la palabra, vach siddhi

vach siddhi es la habilidad de sembrar semillas que cumplan nuestro objetivo y destino último. Si plantamos una semilla, colocandola en la tierra de la ilusión (maya), esta habrá iniciado su curso de crecimiento siguiendo las leyes mayas dificultando la oportunidad de cambiar su dirección.

Desde el quinto chakra, Vishuda, la comunicación es muy directa, en el que se dicen las cosas como son: “es como es” y “que así sea”. Representa el poder de la proyección; ese poder viene de la seguridad de haber colocado algo al comienzo del ciclo de la creación, sabiendo que todas las leyes del universo lo van a apoyar, porque el intento coincide con ellas. Es una certeza diferente de la que tienes sólo por haber acumulado poder personal en el tercer chakra. El poder del quinto chakra radica en que tu lengua y la lengua de Dios sean la misma.

El quinto chakra es tan sólo llegar frente a la puerta de entrada. Cuando logres maestría en tu palabra y destreza para iniciar acciones que vienen del alma, abrirás realmente la puerta a los reinos más elevados.