Bienvenidos a MAAS YOGA - RESERVA TU 1RA. CLASE! >>

Cuarto Chakra: Anahata

Cuarto Chakra: Anahata

El cuarto chakra (Anahata) del corazón está regido por el elemento aire, con influencia sutil. Por el aire despliegas tus emociones y cultivas la compasión y capacidad de amar.

El símbolo del cuarto chakra, Anahata, es una estrella de seis puntas formada por dos triángulos, uno apuntando hacia arriba y el otro hacia abajo, que representa el punto de equilibrio, en el cuerpo, entre el flujo de la energía hacia el cielo y hacia la tierra.

El chakra del corazón, Anahata, rige las sensaciones sutiles y la capacidad de tocar, el tacto, además sus funciones también determinan el sentido de los límites. Se relaciona con el funcionamiento del sistema inmune, la glándula del timo y el bombeo del corazón. Nos da inequívocas “corazonadas”. Nos hace saber quiénes somos y qué queremos en las relaciones. Este cuarto chakra se llama Anahata porque es el sonido del encuentro de dos cosas sin fricción, sin golpe, y es inaudible, que sólo con amor se escucha. En el chakra del corazón no hay conflicto: el cielo y la tierra se juntan en equilibrio, lo interno y lo externo se unen en acción fluida y espontánea.

Mantener en equilibrio el chakra corazón, Anahata

Los tres chakras inferiores contienen la capacidad de cultivar la destreza sobre los impulsos. Cuando se equilibra y se abre el cuarto chakra Anahata, llegas al verdadero primer nivel de la conciencia autorreflexiva, donde puedes verte a ti mismo a través de los ojos de los otros y entiendes que los demás son tan importantes como tú. En los primeros tres chakras estás regido por el “yo”, en el cuarto empiezas a tener sentido de “nosotros”. Cuando tienes dominio sobre tus pasiones, desde los tres primeros chakras, puedes dirigir esas pasiones hacia los otros. Sientes compasión. (“com” es lo mismo que “con”, “con-pasión”.)

Cuando se abre el chakra del corazón Anahata, se transforma tu relación con todos tus sentimientos, sabes cuáles son y puedes dirigirlos. Casi todos pueden amar y sentir fuertes impulsos y pasiones unos por otros, pero actuar desde el cuarto chakra es dar forma a la pasión para cumplir con los compromisos y obligaciones del amor, entregarse a todo amor como se entrega una madre al bien de su hijo(a).

Cuando el cuarto chakra funciona bien, actúa como un sistema inmune, te advierte cuando algo es extraño y necesita ser examinado antes de aceptarlo, sabe cuando algo tiene afinidad contigo, con tu organismo, y puede entrar en tu cuerpo. Sabes cómo, cuándo y cuánto dejar entrar a alguien a tu vida, cómo armonizar todas tus relaciones.

El elemento asociado a este chakra es el aire. Podemos decir que la relación de la persona con el aire refleja su relación al amor. Las personas que tienen asma, enfisema reflejan su nivel de decisión y de capacidad a dar y recibir el amor. Las personas cuyo timo no funcionan bien que tiene una incidencia sobre su sistema inmunitario tienen una manera de ser que los separan de aquéllos que aman. Los problemas cardíacos, circulatorios e inmunitarios proceden de una tensión en lo chakra verde y de la percepción de una persona tiene el tema del amor y su flujo.

¿Cómo estimular el chakra del corazón, Anahata?

Al recitar un mantra desde el centro del corazón, en repetición mental, sintonizas tu mente con el universo entero que vibra el sonido en el centro umbilical. Sólo tienes que sumergirte en él.

También estimulas el cuarto chakra con el uso del prana. Cualquier bloqueo en el diafragma o en el mecanismo de respiración, lo afecta profundamente. Su más poderoso estímulo es la respiración en todo tipo de pranayamas.

La apertura de chakra verde puede tomar el aspecto de un proceso de aceptación, sustituyendo a la autocrítica por el egoísmo. Pueden reconocer la manera de ser que les es natural, sin juzgarlo, luego descubrir cómo los otros lo aprecian. Pueden elegir pasar más tiempo con los que les aprecian y les gustan para lo que son, un único ser. Para que el amor dure es importante expresar que se está respetando la emoción del otro.

Diferencia entre el cuarto y quinto chakra: Comunicación

La comunicación en el cuarto chakra siempre incluye a los otros tanto como a ti mismo, por lo que deberemos hablar con dulzura, compasión y empatía, y dirás la verdad pero sabrás tomar en cuenta quien recibe la comunicación, por lo que no será si o si indirecta o directa. En cambio, en el quinto chakra, Vishuda, la comunicación es muy directa.

Cuando hablas desde este chakra con tu pareja les das a ambos la sensación de estar totalmente presente uno en el otro. Es la base de la intimidad real.

El chakra del corazón, Anahata, te infunde una gran fuerza, un gran poder de convicción para expresar cualquier sentimiento y contextualizar lo que dices. Cuando dices una verdad con miedo, es una mentira; este es un comentario sobre el chakra del corazón, pues hablar con verdad y amabilidad es el distintivo del cuarto chakra.

Actitudes y acciones del Cuarto Chakra, del corazón

Chakra Anahata demasiado abierto: se convierte en demasiado sensible a las necesidades de los otros y se olvidan nuestras propias necesidades, lo que nos aporta cansancio. Se quiere salvar el mundo.

Chakra Anahata excesivamente abierto: Es cuando el chakra gira a una velocidad excesiva. Son personas posesivas, que aman condicionalmente y se retienen emocionalmente “como castigo”. Son abiertamente dramáticas.

Chakra Anahata Bloqueado: Es cuando el chakra no gira o lo hace muy lentamente. Produce personas con miedo al rechazo, que aman en exceso, se sienten indignas de recibir amor y sienten auto conmiseración.Produce problemas por mantener relaciones enamoradas o sociales y dificultades de dar ternura y de amar convenientemente.

Chakra Anahata Equilibrado: es cuando el chakra gira a la velocidad vibratoria correcta. Son personas compasivas, que aman incondicionalmente, que alimentan a los demás, y que desean tener una experiencia espiritual al hacer el amor.Tienen una facilidad de estar en pareja.

Chakra Anahata sobreactivado: necesitarás demasiada simpatía.

Chakra Anahata subactivado: serás dependiente de los demás y estarás confundido respecto al sentido de ti mismo.