Bienvenidos a MAAS YOGA - RESERVA TU 1RA. CLASE! >>

Ado Mukha Avanasana

Ado Mukha Avanasana

Adho Mukha Svanasana es una postura que comienza con un plano inclinado y termina llevando la cadera hacia arriba y hacia atrás. Conocé cómo hacerlo y sus beneficios.

Adho Mukha Svanasana es una postura del yoga ágil que se logra con las siguientes indicaciones.

La primera recomendación que debemos tener en cuenta es que el cuello debe estar relajado, tratando de colgar la cabeza sin tensionar, llevando los hombros lejos de las orejas.

Además, la columna debe estar neutra; pero no debes estirarla por completo, sino que la idea es mantener las curvaturas naturales de nuestra columna, sin eliminarlas ni exagerarlas.

Por su parte, los gemelos, isquiotibiales y glúteos deben quedar en extensión y todos los músculos tienen que estar activos, todos, de todo el cuerpo, pero intentando no tensionar, sobre todo las manos es algo muy importante, tienen que empujar firme con cada detalle.

Es importante saber que en la postura Adho Mukha Svanasana, como en todas, debemos buscar la comodidad, más allá de la dificultad que pueda plantearnos. Si  al estirar las piernas y pretender apoyar talones, curvamos la columna , no tiene ningún sentido. La clave siempre es que la espalda se alargue y se oxigene.

Beneficios de la asana Adho Mukha Svanasana:

  • Estira profundamente la cintura y ayuda en la apertura de las axilas y el pecho.
  • También estira la parte posterior de las piernas, el tendón de aquiles y el sacro.
  • Fortalece las muñecas y los brazos.

Errores al hacer Adho Mukha Svanasana:

Los errores más comunes al realizar la asana Adho Mukha Svanasana es hundir la zona entre omoplatos, por ejemplo, esto lo deberíamos evitar ya que no pretendemos formar un hueco. Por su parte, los hombros deben estar alejados y que no ocasionen mucha tensión en el trapecio. Además no deberíamos priorizar la extensión de las rodillas, ni que estas miren hacia adentro, ya que pone en riesgo la columna.

En cuanto a la posición de las manos y los pies, tenemos que saber que no se deben separar más ambas partes que el ancho de los hombres y caderas, y que las manos deben usar una correcta presión porque sino aparecerán dolores posteriores.

Con la espalda debemos tener sumamente cuidado y mantenerla alargada, oxigenada y neutra, redondeando la lumbar. A veces cuando somos muy flexibles tendemos a pasarnos y formar una curva con la columna, y eso no esta bueno para los hombros.

Y por último ¿cerrar costillas? ¿Cómo se hace? Nos solemos preguntar la primera vez que lo escuchamos, así  que es algo que debemos tener paciencia e ir asimilando poco a poco en nuestra práctica.

¿Que otra Asana les gustaría ver? Escribinos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*