YOGA Y EUTONIA

PRIMER DOMINGO DEL MES
DE JULIO A DICIEMBRE
11 A 14HS
SEDE PALERMO-COLEGIALES
PAULA RODRIGUEZ

¿QUE ES LA EUTONIA?
La eutonía fue creada y desarrollada por Gerda Alexander. Es una disciplina corporal basada en la experiencia del propio cuerpo. Conduce a la persona hacia una toma de conciencia de sí misma y propone un aprendizaje para la regulación del tono muscular, adecuándolo a cualquier situación de la vida. El término eutonía, que proviene del griego Eu: bueno, óptimo – Tonos: tensión, fue creado para expresar la idea de una “tonicidad armoniosamente equilibrada en adaptación constante al estado o actividad del momento”.
La actividad eutónica nos conecta con ciertas cualidades de la conciencia que debemos incorporar en nuestro vivir, como la atención, la intención, la percepción.
La Eutonía promueve el desarrollo de la conciencia observadora no sólo del funcionamiento corporal, sino también de la constante interacción existente entre la persona y el entorno, con el objetivo de traer al plano consciente el funcionamiento de su propio cuerpo: patrones habituales de movimiento, modo de distribuir las tensiones neuromusculares, alineamiento y/o desviación de los ejes óseos, el estado de los tejidos.
A través de los principios de la eutonía se desarrolla la capacidad de percepción y la conciencia de la piel, de los huesos y del espacio interno.

OBJETIVOS DE LA PRACTICA
* Prevención y reversión del deterioro de las funciones articulares.
* Desarrollo general de la sensibilidad y por ende el aumento de la percepción propioceptiva y exteroceptiva.
* Mejoramiento de los reflejos posturales y cinestésicos.
* Mejoramiento de las funciones vegetativas (función cardiocirculatoria, circulación linfática, respiración, digestión, excreción, sueño, etc.).
* Completar gradualmente la imagen corporal.
* Mejoramiento general de la salud, al aprender cómo cuidarse.
* Conocimiento profundo de sí mismo.
* Desarrollo de la confianza en uno y confianza en sus percepciones.
* Aceptación de sí mismo y su realidad personal.
* Aprendizaje del uso adecuado del cuerpo en la vida cotidiana y en aquellas actividades que requieran esfuerzo.

Al leer los objetivos de la práctica de eutonía vemos su paralelismo con nuestra práctica de yoga. Luego de años de aprender y practicar eutonía, mi llegada al yoga me permitió unir estas dos prácticas, sintiendo que iban de la mano, que se nutrían mutuamente, que una enriquecía a la otra.
Tomar el esqueleto axial como punto de partida para explorar desde la eutonía, nuestro propio cuerpo, nuestra piel, nuestras percepciones, aumentando la conciencia corporal y aplicar todo ello a nuestra práctica de yoga. Y por qué no sentir que nuestra práctica de yoga puede profundizarse a través de la eutonía?
En palabras de B.K.S. Iyengar: “El yoga es el arte de la educación para alcanzar la realización de Sí-mismo. La práctica del yoga con habilidad, ejecutada mediante esfuerzos repetidos y guiada por principios de los que mana belleza creativa con la expresión de la verdadera felicidad dentro uno mismo, se convierte en conocimiento subjetivo. El yoga, como conocimiento subjetivo, es arte. Cuando se aprende yoga bien, resulta tan nutrido y sabroso como la comida sana. Expresa el ser interior del practicante refinando su cuerpo, consciencia y Sí-mismo. Vive en ello como si la tierra fuese el cielo.
Como ciencia, el yoga nos ayuda conocernos a nosotros mismos a través de pruebas, experimentos, experiencias y observaciones. Nos hace conocer lo que somos”.