Bienvenidos a MAAS YOGA - RESERVA TU 1RA. CLASE! >>

Intensivo Yoga y Eutonia

Intensivo Yoga y Eutonia

✨ CURSO DE  EUTONIA APLICADA AL YOGA
Paula Rodriguez
Se entrega certificado

 Sábado 25 de Enero de 1o a 13 break  14:30 a 17:30
Domingo 26 de Enero 10 de 13 hs 

Es un curso de 4 meses compactado en un fin de semana

Nuestro cuerpo es nosotros mismos. Tomar conciencia del propio cuerpo significa abrirse al acceso a la totalidad del propio ser… porque el cuerpo y el espíritu, lo psíquico y lo físico, incluso la fuerza y la debilidad representan, no la dualidad del ser, sino su unidad.  

El cuerpo duele. Se tuerce, se contrae, se pone rígido, se pone laxo. Se queja y responde a lo que lo rodea, a los trabajos que se le imponen, a las órdenes confusas que se le imparten. Y uno dictamina: “Lo que pasa es que tengo escoliosis”. “Artrosis”. “Reuma”. “Lo que pasa es que trabajo parado”. “Agachado”. “Inclinado”. Y da el caso por cerrado: a sufrir se ha dicho.
En realidad se trata de observarse: ‘¿tengo conciencia de la curvatura cervical?’ ‘¿tengo conciencia de la estructura ósea, o son mis partes blandas, en tensión, las que sostienen mi parte ósea?’ ‘¿tengo conciencia de cómo respiro?” “¿soy consciente de mi piel, de mis músculos?”. Dicho así puede sonar un poco alejado de las posibilidades cotidianas de una persona.
En una clase de Eutonía, se trabaja el cuerpo a fin que pueda modificarse el tono (se trabaja desde el cuerpo pero los alcances de ese trabajo llegan a todo el ser) para lo cual es imprescindible que la atención esté siempre presente, con la intención de liberar la tensión. La atención debe permitir realizar cada movimiento sin esfuerzo. Sin embargo, no se trata de un trabajo de ‘control mental’. Es un trabajo corporal en el cual la observación está presente. Una observación que no tiene que ver con la interpretación. Y que a veces, en el caso de dolencias menores, puede en sí misma funcionar como respuesta. Hay casos en que basta observarse para comprender que uno vive con las mandíbulas en tensión, o con el espacio debajo de las axilas apretado: usos del cuerpo que pueden desembocar en padecimientos que a veces los médicos se apresuran a medicar, y que podrían aliviarse a través de la auto-observación.

OBJETIVOS DE LA PRACTICA

* Prevención y reversión del deterioro de las funciones articulares.
* Desarrollo general de la sensibilidad y por ende el aumento de la percepción   propioceptiva y exteroceptiva.
* Mejoramiento de los reflejos posturales y cinestésicos.
* Mejoramiento de las funciones vegetativas (función cardiocirculatoria, circulación linfática, respiración, digestión, excreción, sueño, etc.).
* Completar gradualmente la imagen corporal.
* Mejoramiento general de la salud, al aprender cómo cuidarse.
* Conocimiento profundo de sí mismo.
* Desarrollo de la confianza en uno y confianza en sus percepciones.
* Aceptación de sí mismo y su realidad personal.
* Aprendizaje del uso adecuado del cuerpo en la vida cotidiana y en aquellas actividades que requieran esfuerzo.

Explorar nuestro cuerpo, nuestra piel, nuestras percepciones, desde la eutonía, permite aumentar la conciencia corporal y aplicar todo ello a nuestra práctica de yoga. Y por qué no sentir que nuestra práctica de yoga puede profundizarse a través de la eutonía?

Temas a investigar:

  • Conciencia de la piel, tacto consciente
  • Concientización del volumen de los huesos y los espacios internos
  • Micromovimientos
  • Movimiento eutónico para armar las asanas con el mejor tono muscular posible.

Inversion : $5500 el total del curso – No se cursan por separado los modulos
Abonando en efectivo en sede: $5000