LOS CINCO KOSHAS. LAS CINCO ENVOLTURAS.

 los-koshas1
Los sabios de la antigüedad analizaron a los seres humanos como compuestos por 5 koshas o envolturas, las cuales se deben ir atravesando a medida que se avanza hacia el contacto con el alma, que descansa en el interior de cada individuo. Este alma o escencia es inmutable. Todos los sucesos de la vida solo afectan a la persona (la palabra persona viene del griego y significa “máscara”). Por lo tanto, los placeres que se puedan encontrar afuera solo afectan a esta “máscara”, y son temporales. La verdadera plenitud solo se logra al alcanzar la unión con el alma, nuestro verdadero Ser.
.

Estos Koshas o envolturas están relacionadas con los cinco elementos y son:
.
– Anamayakosha: Cuerpo físico (elemento Tierra)
– Pranamayakosha: Cuerpo energético o fisiológico (elemento agua)
– Manomayakosha: Cuerpo mental (elemento fuego)
– Vgnyanamayakosha: Cuerpo intelectual (elemento aire)
– Anandamayakosha: Cuerpo espiritual (elemento éter)
.
Las asanas actuan directamente sobre anamayakosha, los pranayamas sobre pranamayakosha, y la meditacion sobre manomayakosha y vgnyanamayakosha. A traves de estas tecnicas el yoga va limpiando y purificando cada envolturas hasta alcanzar anandamayakosha, permitiendo asi que nuestra escencia impregne los 5 koshas, y se manifieste a través de éstos en nuestra vida diaria.

 
ANNAMAYA KOSHA. Cuerpo físico.
Es la envoltura física compuesta de carne, huesos, sangre, etc., y conforma la manifestación más densa del
ser humano. Se alimenta del Prana (energía) más burdo en la forma de comida, agua, aire, aunque
depende fundamentalmente de los Pranas más sutiles, pertenecientes a otras envolturas. Es la única kosha
donde se encuentran todas las demás y sin ella no sería posible la manifestación del hombre en el plano
terrestre. Algunas de sus características son: el hambre, la sed, el desgaste y la muerte. El ser humano es
consciente de esta envoltura cuando se encuentra en el estado de vigilia.
Según el Tantra y el Yoga, toda la materia esta compuesta de cinco Tattwas o elementos, llamados: akasha
(éter), vayu (aire), agni (fuego), apas (agua) y prithivi (tierra). Los tattwas impregnan todo el universo y
nuestro cuerpo-mente. Son emanaciones de luz y sonido creadas por las diferentes frecuencias de vibración
de la energía y sus propiedades están inherentes en las células y átomos de¡ cuerpo físico. El proceso por
el cual la materia es creada se llama Panchikara y consiste en la combinación y permutación de dichos
elementos. Es un proceso de quintuplicación a través del cual los elementos sutiles se convierten en
materia densa. Se dice que en el cuerpo físico los tattwas están en la proporción siguiente: cinco, cuatro,
tres, dos y uno. Prithivi (Tierra)-5. Apas (Agua)-4. Agni (Fuego)-3. Vayu (Aire)-2 . Akasha (Éter)-1
PRANAMAYA KOSHA. Cuerpo energético o pránico.
Antes de examinar esta envoltura, recordaremos algo sobre el concepto del Prana. Una posible definición
sería decir que es la sustancia primordial de todo lo existente y que adopta distintas formas según su
calidad y frecuencia vibratorio. El Prana es la energía vital que impregna todo el universo, una fuerza en
constante movimiento que tiene dos aspectos: el cósmico y el individual. El aspecto cósmico es muy sutil,
percibiéndose únicamente en ciertos estados de conciencia. Pero el Prana en el individuo se manifiesta de
una forma más burda y tangible. El Prana está inmerso en la materia, pero no es la materia; está en el aire
pero no es un elemento químico. Toda la materia esta impregnada de energía, formando una doble
estructura donde la energía sustenta dicha materia.
El ser humano capta el Prana de diferentes maneras, siendo la más importante el proceso respiratorio.
Mediante la inspiración se absorbe la energía que luego es almacenada y distribuida.

Pranamaya kosha es la envoltura energética o estructura pránica del hombre. Constituye su ser vital y es
una réplica energética del cuerpo físico, al cual da vida y sostiene. Esta envoltura consiste en un sistema de
corrientes pránicas (Nadis) perfectamente organizadas. Con cierto entrenamiento, dichas corrientes pueden
ser dirigidas por la mente, actuando el Prana como vehículo de la conciencia. El Prana que sustenta este
kosha existe como luz-energía, que puede ser absorbida y utilizada por las otras envolturas.
Pranamaya kosha se experimenta a veces, durante las prácticas de meditación y relajación, como una
sensación de contracción y expansión o como un desplazamiento involuntario del cuerpo. Puede tenerse la
sensación de elevarse sobre el suelo, aunque el cuerpo físico, por supuesto, sigue inmóvil. Este fenómeno
es debido a que su estructura no es afectada por la gravedad y a que su tamaño puede aumentar y
disminuir según las circunstancias. Tanto annamaya como Pranamaya kosha se disuelven después de la
muerte, aunque Pranamaya subsiste, organizado, durante algunos días, para luego reintegrarse a su fuente
cósmica.
El Prana que constituye el cuerpo energético es una especialización de la energía cósmica universal, o
maha Prana. Lo mismo que la energía eléctrica entra en nuestro hogar, adoptando diferentes cualidades
como luz, calefacción, aspirador, radio, etc. Así el Prana también realiza diferentes funciones en el cuerpo
físico, conocidas como Pranavayus (aires vitales). Las modificaciones o funciones que asume el Prana en el cuerpo son diez, de las cuales cinco son muy importantes. Se conocen como los cinco vayus o pancha
Pranas: Prana, apana, samana, udana y vyana.
MANOMAYA KOSHA: Cuerpo mental.
Se le conoce como el cuerpo mental y su naturaleza es más sutil que la de Pranamaya kosha. Está
constituido por los cinco órganos de la percepción [Oído, tacto, vista, gusto y olfato) (gñanendriyas), los
cinco órganos de la acción [Facultades del habla, aprehensión, movimiento, generación y excreción)
(karmendriyas) y el pensamiento (manas). Es también el asiento de las emociones y los sentimientos.
Manomaya registra los fenómenos externos e internos y realiza la función del pensamiento. Trabaja con los
datos que le suministran los órganos de los sentidos (gñanendriyas) y con la información almacenada en la
memoria (china). Es el intermediario entre los koshas superiores y los inferiores. Se encarga de transmitir
las experiencias y percepciones del mundo exterior al cuerpo psíquico (vigñanamaya kosha) y de comunicar
las influencias de los koshas superiores a los inferiores. Sus órdenes ponen en marcha las energías del
cuerpo energético (Pranamaya kosha) y estas se manifiestan en las acciones del cuerpo físico (annamaya
kosha).
El cuerpo mental se alimenta de las experiencias del individuo. Crece y se desarrolla cuando no se actúa
por imitación o repetición de patrones culturales adquiridos, sino enfrentando las situaciones de la vida
desde la propia espontaneidad y el criterio personal genuino.
VIGNANAMAYA KOSHA. Cuerpo psíquico o intuitivo.
También se le denomina envoltura psíquica o cuerpo intuitivo. Es la primera densificación de Jivatman (el
Ser o manifestación de Brahman en el hombre) y se dice que por su proximidad al Ser Atman), posee el
reflejo de su luz, el reflejo del conocimiento puro. Vigñanamaya kosha es la envoltura de Conocimiento o
Conciencia y esta constituido por buddhi, el principio discriminador, la inteligencia que evalúa, determina y
decide. Es también la sede del ego (ahamkara), el principio de individualidad que nos hace sentirnos
separados y diferentes de los demás. Vigñanamaya kosha está en contacto con el mundo exterior a través
de los tanmatras (principios de los cinco sentidos, contra-parte sutil de los tattwas).
Mientras en los Koshas anteriores se vive identificado con el cuerpo físico, los impulsos, las emociones y los
pensamientos, en vigñanamaya se experimenta la auto-conciencia o conciencia del Yo (yo soy consciente
de que soy consciente). En esta envoltura residen las facultades superiores de la mente. Cuando se
despierta su potencial, mediante la práctica de la meditación, se manifiestan la intuición o conocimiento
directo, la sabiduría, las percepciones extra-sensoriales, las experiencias fuera del cuerpo, etc.
Vigñanamaya kosha y manomaya kosha constituyen lo que generalmente entendemos como psiquismo y
mente. Son dos aspectos de la misma cosa, y junto con Pranamaya kosha conforman el cuerpo sutil [Al
conjunto de manomaya y vigñanamaya koshas se le denomina también cuerpo astral). El hombre reside en
el cuerpo sutil cuando entra en el estado de swapna (nivel subconsciente), es decir, cuando duerme y
experimenta los sueños. Durante swapna se desvanece la percepción del cuerpo físico y del mundo exterior
y la conciencia se establece en el mundo de los contenidos mentales (pensamientos, imágenes, emociones,
memorias, etc).
ANANDMAYA KOSHA. Cuerpo causal.
Anandamaya kosha es el cuerpo causal, la envoltura de bienaventuranza o felicidad que da origen a los
demás koshas. En anandamaya se transciende el conocimiento intuitivo y se expenmenta la dimensión
trascendental del ser humano donde no existen ni el tiempo, ni el espacio ni la individualidad. Se habita en
esta envoltura durante el sueño profundo (sushuptz), cuando no hay conciencia del cuerpo (cuerpo denso)
ni de la mente (cuerpo sutil).
Anandamaya kosha [*) está constituido por la sustancia más pura de Prakriti (materia primordial) y en su
centro reside el Ser o Atman. No obstante, el Atman no es ninguno de los tres cuerpos ni de los cinco
koshas. Es el testigo no-afectado que permanece durante los tres estados: JAGRAT, vigilia; SWAPNA,
sueño y SUSHUPTI, sueño profundo. Aparentemente se identifica con cada uno de los tres estados (y con
cada uno de los koshas), como un actor que representa variados papeles pero que sigue siendo diferente
de cada uno de los roles que parece asumir. Atman transciende los cinco koshas pero está presente en
cada uno de ellos, en los momentos que se identifica con sus elementos correspondientes: cuerpo,
emociones, pensamientos, etc.
La naturaleza de¡ Atman es SATCHITANANDA; existencia, conocimiento y bienaventuranza.

• SAT-EXISTENCIA: el Ser permanece inmutable sin sufrir ninguna modificación durante los tres estados
(jagrat, swapna y sushupti) ni por el paso del tiempo (pasado, presente y futuro). El Atman está más allá de
las limitaciones del cuerpo-mente y por tanto del espacio y del tiempo que son creación de la mente.
CHIT-CONOCIMIENTO: el Ser es Conciencia Pura y permanece como un testigo durante todos los
estados de la experiencia.
• ANANDA-BIENAVENTURANZA: el Ser permanece en estado constante de bienaventuranza.
Anandamaya kosha se experimenta durante el estado de sueño profundo y por la práctica del yoga, cuando
se alcanza el estado de meditación profunda. Esta envoltura acompaña al hombre hasta la liberación final,
momento en el que el Atman retorna a su fuente cósmica (Paramatman o Ser Universal).
Los cinco koshas forman una unidad indivisible, influyéndose mutuamente
e inter-actuando como un todo.
Comprendiendo este Mapa Multidimensional del Ser, nuestra visión,
percepción y creencias se modifican