installment loans with bad credit, instant loans geelong, instant online loan bad credit ok

Los Chakras

Chakras

Enraizate: Primer Chakra, Muldhara

El primer centro energético es conocido como chakra raíz o muldhara y está relacionado con el elemento tierra.Tiene que ver con la seguridad, la supervivencia, con nuestros cimientos, hábitos y aceptación propia.
Este centro energético esta ubicado al final de la columna vertebral entre el ano y los órganos sexuales y se relaciona con los órganos de eliminación.Su color es el rojo y cuando esta en equilibrio nos sentimos conectados con la realidad, centrados, seguros, leales, estables y nuestras funciones de eliminación trabajan adecuadamente.Cuando este chakra esta en desequilibrio existe miedo, inseguridad y sentimos la vida como una carga.A un nivel físico el desequilibrio se manifiesta en una constitución débil, problemas de eliminación y se reduce la resistencia mental y física.
El primer chakra es el reino de los hábitos, la tierra del comportamiento automático.Es un repositorio de los profundos patrones instintivos que utilizamos para sobrevivir.El primer chakra se asocia con la eliminación y se equilibra con las áreas superiores que acumulan, crean y diferencian.Ningún chakra es autónomo por si mismo, todos son parte de un ciclo mayor de evolución, de manifestación y trabajan en conjunto.La función de eliminación aplica para los reinos físicos, mentales y emocionales.Los pensamientos que se vuelven obsesivos; la tristeza que no se va; la depresión, todo esto necesita de la fuerza y el equilibrio del primer chakra.Es así que se dice que una persona estancada en un hábito, o extremadamente rígida que no permite nuevas ideas, personas o sentimientos en su vida, tendrá sus funciones de eliminación también rígidas.Y cuando una persona no sabe disfrutar experiencias, asimilarlas, deja que todo pase sin obtener “nutrientes” se dice que sus funciones son flojas.
El primer chakra tiene su fuerza en las funciones de eliminación, en establecer cimientos y de reducir cosas complejas a elementos comunes.En su mejor uso, proporcia pureza, seguridad y universalidad.Los problemas surgen cuando existe un enfoque de la concienca sin laconexión y la sincronización con los otros chakras.Entonces, sus funciones se exageran,la eliminación y la falta de niveles apropidados de apego se aceleran yesto ocasiona inseguridad.
El primer chakra también se asocia con el sentido del olfato.Cuando las toxinas se retienen en el cuerpo, este comienza a emanar un olor desagradable, cuando el primer chakra esta en equilibrio y funciona bien, tu cuerpo tiene un olor agradable.La composición exacta de ese olor variará de acuerdo con el funcionamiento de la frecuencia general de tu conciencia, debido a la mezcla glandular que acompaña a los chakras involucrados.El sentido del olfato también esta vinculado con la supervivencia.No solo te puede informar acerca de una enfermedad, también te puede hacer saber que tanto cambia una persona o que tanto permanece igual.Se ha encontrado que muchos patrones para crear lazos sexuales y la capacidad para ser monógamo están influenciados fuertemente por el olfato y la adecuada liberación de hormonasdurante el acto sexual y otras formas de estimulación.
Cuando el primer chakra está funcionando perfectamente y está bien integrado con los demás chakras eres seguro, estable, firme, leal e implacable en un sentido positivo.Muestras gran resistencia en situaciones no ideales y tienes un sentido de autosuficiencia.Sientes que tienes una base y no te molesta la sensación de una carencia emocional a la deriva.Con el primer chakra fuerte, la confianza es automática.
Ejercicios recomendados: Postura de cuervo, postura de la silla, postura de la rana, mulbandh, estiramientos frontales, acostarse sobre el estómago, patear los glúteos con los pies.

No olvides consultar siempre con un instructor antes de iniciar una práctica en casa.

Expandiendo la creatividad, Segundo Chakra

Svadisthana

El segundo centro energético es conocido como Svadisthana y está relacionado con el elemento agua. Tiene mucho que ver con la creatividad, con el sentir, desear y crear. Este chakra está ubicado en los órganos sexuales y se relaciona no solo con estos órganos sino también con las glándulas reproductivas, vejiga y riñones. Su color es el naranja y cuando esta en equilibrio tenemos una actitud relajada y positiva hacia las funciones sexuales, paciencia, creatividad y relaciones responsables. Cuando tenemos este chakra en desequilibrio tenemos emociones rígidas, frigidez, sentimientos de culpa, relaciones irresponsables, el mundo parece estar sin vida, hay poca pasión y no tienes opiniones sobre las cosas, tu cuerpo no encuentra motivación. . A un nivel físico este desequilibrio se manifiesta en problemas con los órganos reproductores y con los riñones, también tiendes a estar flojo y encogido. Cuando este chakra esta sobre activo no hay nada que no sea sexual. Tus relaciones se enfocan solo en la satisfacción de tu pasión.
La visión del segundo chakra trata acerca del deseo y la pasión, acerca de la dualidad y las polaridades, acerca del movimiento y el cambio y fundamentalmente acerca de la creatividad. Este centro energético considera las cualidades del agua y bajo la influencia de la gravedad busca el sitio más bajo, justo con los sentimientos. El agua no tiene una forma definida asi como los sentimientos no son fijos. La gente que funciona fuertemente a través del segundo chakra y quienes se han abierto al mundo de los sentimientos, se mueven a una velocidad impuesta por estos sentimientos. Si ellos no se sienten listos para moverse, no lo harán, a pesar de la presión exterior. Si sienten que están listos para moverse, lo harán, sin importarles si esta listo el mundo exterior para ellos. Alguien que está dominado por la visión del segundo chakra ve el mundo en términos de sentimientos, deseos e impulsos y en términos de la satisfacción de las pasiones. El sexo desde el segundo chakra, representa la búsqueda de una polaridad y la satisfacción y la liberación de las energías creadas por esa polarización.
A diferencia del primer chakra, en el que la visión del mundo es singular, segura y aislada, el segundo chakra necesita de otros. Un segundo chakra que funciona bien pinta el mundo con pasiones, motivaciones y opiniones. Con frecuencia su lenguaje es sensual, colorido y dirigido a un objetivo. Es flexible y fluido como el agua. La combinación de creatividad y pasión que se encuentra en el segundo chakra es una de las razones por las que fuertemente vemos que se les atribuye a los artistas tales personalidades estrafalarias y temperamentales.
Las emociones y las pasiones expresadas a través de este chakra y los pensamientos y las evaluaciones que se dan mediante el sexto chakra se estimulan mutuamente. Los diferentes pensamientos e imaginaciones producen sentimientos y los sentimientos regulan el flujo, la intensidad y la credibilidad de los pensamientos. A medida que elevas tu estado de ánimo y tu capacidad para sentir, todas tus intenciones conscientes adquieren más claridad y contraste.
En yoga se trabajan ejercicios que estimulan este segundo chakra, no incrementan o reducen sus funciones sino tienen la intención de equilibrar e interconectar el chakra con el funcionamiento de los demás chakras.
Ejercicios recomendados: Postura de la rana, postura de la cobra, mariposa, Sat Kriya, gato – vaca, Maha Mudra, levantamientos pélvicos.

Voluntad del Guerrero Espiritual, Tercer Chakra

Manipura

El tercer centro energético se llama Manipura y está relacionado con el elemento fuego que representa la voluntad de iniciar. Tiene que ver con la acción y el equilibrio, con la fuerza del guerrero espiritual. Esta ubicado en el área del punto del ombligo y físicamente se relaciona con el hígado, vesícula biliar, bazo, órganos digestivos, páncreas y suprarrenales. Su color es el amarillo y cuando esta en equilibrio es el centro del poder personal y del compromiso. Te da una fuerte autoestima, identidad y juicio. Es aquí donde se desarrolla la fuerza para el equilibrio interno, la inspiración y la buena salud. Cuando no está equilibrado hay sentimientos de enojo, avaricia, vergüenza, desesperación, se ven obstáculos en todos lados y no tienes suficiente fuerza ni espontaneidad. A un nivel físico surgen problemas con la digestión, el hígado, la vejiga y el páncreas.
El tercer chakra es el centro de energía de la voluntad, de un sentido de control y coordinación. Se asocia con la región alrededor del punto del ombligo. De los tres chakras que conforman lo que se llama el Triángulo Inferior, este es el más sutil. Es la fuerza motriz para actuar y completar la conceptualización y la visualización que uno tiene en la vida. El centro umbilical es un comienzo, es el primer punto a través del cual somos alimentados, nutridos, a través del cual se nos da la energía para vivir como feto en el vientre de la madre. Una vez que se corta tu conexión física con la madre, el punto del ombligo continúa siendo (en una función más sutil) un área para recoger energía del cosmos.
Al tercer chakra se le considera la piscina energética de reserva dentro del cuerpo. Se dice que de esta área la energía Kundalini se inicia. La energía de reserva en el ombligo reúne fuerza y luego desciende a través de dos pequeños canales de reserva hacia la base la columna y despierta a la Kundalini durmiente que yace enroscada en el primer chakra. Entonces, esta energía comienza su viaje constante de despertar y de estimulación a lo largo de la columna.
El loto energético del tercer chakra tiene diez pétalos. Diez representa el número de la culminación. El sentido del ser individual representado por el número uno y el sentido del ser infinito representado por el número cero. Los diez pétalos significan que la persona que ha dominado el tercer chakra sabe como iniciar y completar una acción. Por eso se asocia con el arquetipo del guerrero espiritual, aquel que es capaz de conocer su misión y formular la energía para realizarla y completarla.
Una persona fuerte en el tercer chakra tendrá la sensación de que su vida y la calidad de su vida dependen de lo que ella haga. Estas personas son hacedoras, pueden moldear, dirigir y desarrollar lo que sucede en su vida. Cuando estés en duda en el tercer chakra, actúa. Haz algo, proyecta tu vida u obtén una visión.
El tercer chakra es la puerta hacia el cuarto chakra. Los tres chakras inferiores representan el reino del inconsciente. El diafragma del cuerpo es como la superficie de la tierra y por encima de el, el chakra del corazón se vuelve el inicio de la conciencia. Fortalecer el punto del ombligo es parte de la acumulación y organización de las energías de los tres chakras inferiores para penetrar en los reinos superiores de conciencia.
Sin un tercer chakra fuerte tienes muchas ideas y buenas intenciones pero estas no se realizan. Con un tercer chakra fuerte incluso tus mínimas intenciones crean acciones. Un persona fuerte en este centro energético también utilizará sus sentimientos para lograr sus objetivos. Mirará hacia el pasado para obtener información acerca de como lograr cosas en el futuro. Estas acciones no son necesariamente estratégicas, pero siempre están enfocadas y son inteligentemente tácticas.
Ejercicios de yoga: posturas de estiramiento, postura del arco, postura del pez, cerradura de diafragma, respiración de fuego, todos los ejercicios que entrenen los músculos abdominales.

Cuarto Chakra: amor y despertar

Anhata



El chakra del corazón está regido por el elemento aire. A diferencia de los otros elementos, al aire no lo ves, su influencia es sutil. Por el aire despliegas tus emociones y cultivas la compasión y la capacidad de amar.

Su símbolo es una estrella de seis puntas formada por dos triángulos, uno apuntando hacia arriba y el otro hacia abajo, que representa en el cuerpo el punto de equilibrio entre el flujo de la energía hacia el cielo y hacia la tierra.

Los tres chakras inferiores contienen la capacidad de cultivar la destreza sobre los impulsos. Cuando se equilibra y se abre el cuarto chakra, llegas al verdadero primer nivel de la conciencia autorreflexiva, desde donde puedes verte a ti mismo a través de los ojos de los otros y entiendes que los demás son tan importantes como tú. En los primeros tres chakras estás regido por el “yo”, en el cuarto empiezas a tener sentido de “nosotros”. Cuando tienes dominio sobre tus pasiones, desde los tres primeros chakras, puedes dirigir esas pasiones hacia los otros. Sientes compasión. (“com” es lo mismo que “con”, “con-pasión”.) Actuar la compasión significa actuar con hábitos, sentimientos y voluntad en bien de lo más amplio de ti mismo.

Cuando se te abre chakra del corazón, se transforma tu relación con todos tus sentimientos. Comúnmente hay una confusión respecto a que sólo se puede sentir desde el cuarto chakra. No es así, tienes capacidad de sentir desde todos los chakras, pero es a partir del cuarto que sientes esos sentimientos. Sabes cuáles son tus sentimientos y puedes dirigirlos. Casi todos pueden amar y sentir fuertes impulsos y pasiones unos por otros, pero actuar desde el cuarto chakra es dar forma a la pasión para cumplir con los compromisos y obligaciones del amor, entregarse a todo amor como se entrega una madre al bien de su hijo(a).

El chakra del corazón rige las sensaciones sutiles y la capacidad de tocar, el tacto. Decimos que cuando alguien habla desde su corazón, “nos toca”, nos llega a la esencia misma. Sus funciones también determinan el sentido de los límites. Se relaciona con el funcionamiento del sistema inmune, la glándula del timo y el bombeo del corazón. Nos da inequívocas “corazonadas”. Nos hace saber quiénes somos y qué queremos en las relaciones. ¿El otro debe estar conmigo o no? Esta persona o esta situación, ¿me toca a mí vivirla o no?

Cuando funciona bien, actúa como un sistema inmune, te advierte cuando algo es extraño y necesita ser examinado antes de aceptarlo, sabe cuando algo tiene afinidad contigo, con tu organismo, y puede entrar en tu cuerpo. Sabes cómo y cuándo y cuánto dejar entrar a alguien a tu vida, cómo armonizar todas tus relaciones.

Este es entonces el chakra de las relaciones. Si está sobreactivado, necesitarás necesitar demasiada simpatía. Si está subactivado, serás dependiente de los demás y estarás confundido respecto al sentido de ti mismo.

El cuarto chakra se llama anahata: es el sonido del encuentro de dos cosas sin fricción, sin golpe, y es inaudible, que sólo con amor se escucha. En el chakra del corazón no hay conflicto: el cielo y la tierra se juntan en equilibrio, lo interno y lo externo se unen en acción fluida y espontánea.

Al recitar un mantra desde el centro del corazón, en repetición mental, sintonizas tu mente con el universo entero que vibra el sonido en el centro umbilical. Sólo tienes que sumergirte en él.

También estimulas el cuarto chakra con el uso del prana. Cualquier bloqueo en el diafragma o en el mecanismo de respiración, lo afecta profundamente. Su más poderoso estímulo es la respiración en todo tipo de pranayamas.

Se asocia con el color verde

La comunicación desde este chakra siempre incluye a los otros tanto como a ti mismo. Entonces hablas con dulzura, compasión y empatía. A diferencia de la comunicación desde el quinto chakra, que es muy directa, la comunicación desde el cuarto chakra no por ser dulce es necesariamente indirecta, ya que dirás la verdad pero sabrás tomar en cuenta completamente a quien recibe la comunicación. Cuando hablas desde este chakra con tu pareja les das a ambos la sensación de estar totalmente presente uno en el otro. Es la base de la intimidad real. No es cierto que al comunicarte desde este chakra sólo puedes ser dulce y puedes eludir los retos difíciles. No es una caricatura de felicidad hueca. El chakra del corazón te infunde una gran fuerza, un gran poder de convicción para expresar cualquier sentimiento y contextualizar lo que dices. Cuando dices una verdad con miedo, es una mentira; este es un comentario sobre el chakra del corazón, pues hablar con verdad y amabilidad es el distintivo del cuarto chakra.

Demasiado abierto: se convierte en demasiado sensible a las necesidades de los otros y se olvidan nuestras propias necesidades, lo que nos aporta cansancio. Se quiere salvar el mundo.

Excesivamente abierto: Es cuando el chakra gira a una velocidad excesiva. Son personas posesivas, que aman condicionalmente y se retienen emocionalmente “como castigo”. Son abiertamente dramáticas.

Bloqueado: Es cuando el chakra no gira o lo hace muy lentamente. Produce personas con miedo al rechazo, que aman en exceso, se sienten indignas de recibir amor y sienten auto conmiseración.Produce problemas por mantener relaciones enamoradas o sociales y dificultades de dar ternura y de amar convenientemente.

Equilibrado: es cuando el chakra gira a la velocidad vibratoria correcta. Son personas compasivas, que aman incondicionalmente, que alimentan a los demás, y que desean tener una experiencia espiritual al hacer el amor. Tienen una facilidad de estar en pareja.
Puesto que el sentido físico es el del tacto, pueden conectarle al chakra anaranjado que es el de la sensación.
Las personas que experimentan entumecimientos pretenden impedirse experimentar.
 El elemento asociado a este chakra es el aire. Podemos decir que la relación de la persona con el aire refleja su relación al amor. Las personas que tienen asma, enfisema reflejan su nivel de decisión y de capacidad a dar y recibir el amor. 
Las personas cuyo timo no funcionan bien que tiene una incidencia sobre su sistema inmunitario tienen una manera de ser que los separan de aquéllos que aman.

Los problemas cardíacos, circulatorios e inmunitarios proceden de una tensión en lo chakra verde y de la percepción de una persona tiene el tema del amor y su flujo.

La apertura de chakra verde puede tomar el aspecto de un proceso de aceptación sí, sustituyendo a la autocrítica por el egoísmo. Pueden reconocer la manera de ser que les es natural, sin juzgarlo, luego descubrir cómo los otros lo aprecian. Pueden elegir pasar más tiempo con los que les aprecian y les gustan para lo que son, un único ser. Para que el amor dura es importante expresar que se está respetando la emoción del otro. 

El amor cura.

Quinto Chakra: Habla y crea

VISHUDA El quinto chakra, asociado con la garganta y con las glándulas tiroides y paratiroides, es la verdadera entrada a lo milagroso y misterioso, ya que está regido por el elemento éter. Eter es la condición del espacio y del tiempo para que algo pueda existir. Es el inicio del proceso de manifestación. Si piensas en la secuencia de los elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra, como si fueran fases o etapas del proceso de manifestación, reconocerás que el éter es el más sutil de todos. El éter es el “guiño de ojo” entre el padre y la madre cuando se ven por primera vez, ese momento misterioso que les permitirá llegar hasta el momento de la concepción. Ocurre mucho antes de que haya algo preciso, mucho antes de que aparezca el elemento aire, relacionado con los sentimientos que inician el proceso del compromiso; seguido del fuego que les da la energía, la voluntad y el objetivo claro para hacer algo; y después del agua que les da pasión para fluir y sumergirse uno en el otro; y finalmente la tierra que les provee la materia para su manifestación final.

Cuando activas el quinto chakra, adquieres la percepción de lo sutil. Sabes estar alerta al principio de la causa y el efecto. Sabes cultivar una acción desde la implantación de la semilla (bij). La semilla esencial es la Palabra y por eso el quinto chakra está asociado con el poder de la palabra, vach siddhi.

Uno de los más grandes poderes de los seres humanos es nuestra capacidad de determinar la dirección de una acción desde su principio. Una vez que hemos plantado una semilla, que la hemos colocado en la tierra de la ilusión (maya), la semilla habrá iniciado su curso de crecimiento, seguirá las leyes de maya y será muy difícil cambiar su dirección. Vach siddhi es la habilidad de sembrar semillas que cumplan nuestro objetivo y destino último.

El tipo de comunicación que se expresa desde el quinto chakra es muy directo. Se dicen las cosas como son: “es como es” y “que así sea”. Representa el poder de la proyección; ese poder viene de la seguridad de haber colocado algo al comienzo del ciclo de la creación, sabiendo que todas las leyes del universo lo van a apoyar, porque el intento coincide con ellas. Es una certeza diferente de la que tienes sólo por haber acumulado poder personal en el tercer chakra. El poder del quinto chakra radica en que tu lengua y la lengua de Dios sean la misma.
El quinto chakra es tan sólo llegar frente a la puerta de entrada. Cuando logres maestría en tu palabra y destreza para iniciar acciones que vienen del alma, abrirás realmente la puerta a los reinos más elevados.

Intuicion, Sexto Chakra

                      AJNA

Cuando pasamos del quinto al sexto chakra estamos más allá de los elementos naturales. Hemos atravesado todas las transformaciones de nuestra experiencia ordinaria que están codificadas por la tierra, el agua, el fuego, el aire y el éter. No hay ningún elemento vinculado a la Tierra asociado a los chakras superiores.

El sexto chakra está situado en el entrecejo. Se asocia con la glándula pituitaria y se representa con sólo dos pétalos. Ajna significa “mando” (comandar, dominar, conocer, obtener maestría sobre algo). Éste es el chakra del dominio. Aquí es donde alcanzas la integración de la personalidad por encima del dualismo de la psicología humana. Desde aquí desarrollas el sentido de la intuición para saber en qué dirección deseas ir. Es aquí donde se juntan los principales canales de energía ida, pingala y shushumna, donde los tres ríos de tu energía interna se integran en uno.

Es el chakra asociado con el tercer ojo, con el cual ves más que con dos ojos. Los dos ojos te dan dimensión en el mundo normal; el tercer ojo te da la visión, la profundidad y la dimensión de los mundos sutiles. Su función es ver lo invisible y conocer lo desconocido. Es el centro de la intuición y de nuestra conexión directa con la fuente infinita de sabiduría. Es diferente del poder psíquico que usa energía del tercer chakra y trabaja de él, y por ende, puede ser subjetivo en su apreciación.

La apertura del sexto chakra proviene de la maestría obtenida sobre el flujo de la mente. Casi siempre se representa como algo luminoso: una luz interna, sutil, no como la luz exterior del tercer chakra. Quienes llegan a abrir este canal y tienen una visión mística, dicen que Dios es como un billón o un trillón de soles en explosión.

En este chakra adquieres también la maestría sobre la dualidad de la mente. Los dos pétalos representan los pro y los contra de cada pensamiento. Cada vez que el intelecto dice “sí”, automáticamente implica “no”. Cada vez que te da luz, te da también oscuridad. Obtener dominio sobre el sexto chakra implica no dejarse confundir por las polaridades de la vida, saber leer entre las polaridades, saber leer entre líneas. También la glándula pituitaria asociada con este chakra tiene dos partes, la pituitaria anterior y la posterior. Cada parte de esta glándula surge de un área diferente en el embrión. Sus tejidos tienen origen diferente y sin embargo están asociados. La dualidad, la polaridad y la dinámica constante representada por los dos pétalos del chakra se refleja en las estructuras físicas asociadas con él.

El Sexto Chakra representa lo que tradicionalmente se ha denominado como nuestro tercer ojo. Entramos ya en chakras muy espirituales, y éste se considera en algunas creencias, que es el lugar donde reside nuestra alma.

 

Sahasara, Septimo Chakra

El séptimo chakra se conoce como Sahasrara o Sahasara y está ubicado en la coronilla. Se relaciona con el cerebro y la glándula pineal.
Es el centro de la sabiduría y la espiritualidad.
Este chacra se suele activar plenamente cuando la persona realiza un trabajo espiritual profundo. Su vibración o plena activación es la responsable del aura de la parte superior de la cabeza que presentan personas de gran humanidad.
El Sahasrara o Sahasaratambién es conocido como el Centro de Conciencia Cósmica, el “Yo soy”. La persona cuando tiene este chacra en equilibrio tiene una sensación de liberación e iluminación.
Hay una sensación de amor universal, de notar como en el universo todo es Uno.
Nos aporta el concepto de Unidad.
Pero cuando hay desequilibrio nos sentiremos, en cambio, solos, desamparados. Es el concepto de Separación.
Hay otras pistas que nos dicen que nuestro séptimo chakra no está equilibrado:
• Cuando el mundo espiritual no nos interesa en absoluto.
• Cuando creemos que sólo hay una religión válida y las demás son falsas.
• Cuando sólo nosotros estamos siempre en posesión de la verdad.
• Cuando no nos regimos por ningún tipo de moral o de respeto hacia los demás.
• Cuando te sientes siempre coartado para expresar lo que sientes.
Este chacra es el más sutil de todos.
Se le llama también el de la Luz Blanca y se dice que es el nivel del alma.
Algunos especialistas afirman que este chakra es la referencia básica para regresar al cuerpo físico en los viajes astrales.
Su color es el violeta.

¿Cómo podemos equilibrar este chakra?

La meditación es una de las pautas más importantes para armonizar este chakra.
Vaciar nuestra mente de pensamientos a la vez que recitamos el mantra OM es un ejercicio muy potente.
También podemos hacer una visualización con un cuarzo transparente. Lo tomaremos suavemente en la mano y sentiremos como va llenando de una luz violeta o blanca (con la que nos sintamos más cómodos) cada uno de nuestros chakras. Al llegar al séptimo notaremos como va vaciando de pensamientos nuestra mente hasta sentir que somos Uno con el universo.
Por supuesto el tomar cada día consciencia de nuestros actos y pensamientos nos ayudará a avanzar. A medida que nos sintamos parte de cada persona y de cada uno de los seres de este planeta nuestro séptimo chakra irá incrementando su vibración.