Estilos de Yoga

El Yoga como ciencia, arte y
filosofía de vida se divide en diferentes métodos compuestos por diversas técnicas de yoga.

Cada método utiliza o elige diferentes técnicas que son medios para llegar al Samadhi, fin último del YOGA.

Un método de yoga es un conjunto de técnicas transmitidas por generaciones milenarias de maestro a discípulo.

Los métodos tienen no sólo técnicas diferentes, sino que un método compuesto por las mismas técnicas durante siglos tiene a su vez diferentes estilos.

El Estilo no es un método en si mismo sino la forma con que un maestro transmite las enseñanzas de su método.

 

Una vez en clase, nuestros profesores pueden aportar o recomendar distintas prácticas.
Aquí te explicamos brevemente en qué consiste cadaestilo para que puedas elegir la práctica que consideres más adecuada…

  • Vinyasa Flow Yoga y Slow Flow

Vinyasa Flow es un sistema de yoga dinámico donde se practican las asanas en secuencias fluidas al ritmo de la respiración, con la mente focalizada en puntos claves del cuerpo y la energía. Este método de Yoga tiene dos versiones una lenta y meditativa y otra vigorizante y energética.
Práctica intensa que integra los principios fundamentales de los siguientes estilos de yoga:

Iyengar: precisión, seguridad y sutileza;

Ashtanga: continuidad e intensidad, fortaleciendo y dando elasticidad al cuerpo físico;

Hatha Yoga: concentración e internalización.

  • Estilo Iyengar

Es la rama que también considera el Yoga como un recurso terapéutico.

Integra en su práctica los diferentes aspectos de la existencia: física, emocional, mental y espiritual.

Existen series de posturas beneficiosas para diferentes trastornos o enfermedades, como el dolor de espalda, insomnio, hipertensión arterial, ansiedad, hipertiroidismo, etc.

Este es un estilo más estático e intenso a la vez, que nos ofrece elementos de ayuda o props –
columpios, tacos de madera, sogas, sillas, etc. – que nos sirven para ejecutar asanas que aparentemente parecían imposibles de realizar, pudiendo permanecer en las mismas durante un mayor período de tiempo.

  • Hatha Yoga y Hatha Yoga Dinámico

Orientado a aquellos que prefieren clases más tranquilas, pero no por ello menos intensas.

Este estilo de basa en la práctica de asanas (posturas corporales) que aportan a los músculos firmeza y elasticidad, acompañados siempre de la respiracion y la concentración que nos lleva a nuestro objetivo de elquilibrar cuerpo, mente y alma.

  • Ashtanga

Uno de los estilos de yoga dinámicos.

Debés estar en buena forma física y sobre todo no tener lesiones que puedan agravarse, ya que es un estilo muy demandante, tanto a nivel físico como mental.

Consiste en la repetición de una secuencia de asanas, siempre en el mismo orden. Este estilo consta de 3 series que también suponen 3 niveles de práctica.

Entre los beneficios se destacan la limpieza interna, la creación de calor y movimiento de toxinas: la sangre se hace más fina por lo que puede circular libremente a través del cuerpo.

  • Biomecánica y alineacion

Es una clase intensa en la que uno toma conciencia del entendemiento y cuidado del cuerpo:

qué músculos y huesos usamos, qué movimientos estamos haciendo.

La Biomecánica es la ciencia que estudia el movimiento y los cambios de posición del cuerpo realizando un análisis funcional y estructural del sistema músculo-esquelético y articular, además de observar los factores biologicos y mecánicos que afectan al movimiento humano.

 

  • Kundalini Yoga

 El poder de Kundalini Yoga radica en vivir la experiencia. Esta va directo a tu corazón y extiende tu conciencia de manera que puedes tener un horizonte de gracia y conocimiento de la verdad.

Yogui Bhajan (Maestro de Kundalini Yoga)

El Kundalini Yoga, también llamado el yoga de la conciencia, consiste en técnicas yóguicas sencillas que pueden ser practicadas por todo el mundo.
Cada uno de nosotros posee tres facetas: El cuerpo, la mente y el alma.
Al poner énfasis en la estimulación de la energía sobre estas tres partes, el practicante de Kundalini yoga comienza a explorar su propia profundidad y naturaleza, a desbloquear los canales energéticos, liberarse, y comprender su existencia en relación con el universo para convertirse en una persona íntegra, equilibrada y con conciencia en su vida cotidiana.

¿CÓMO ES UNA CLASE?

En cada clase se realiza una serie de ejercicios denominada kriya: una secuencia de posturas (asanas), respiración (pranayama), cerradura (bhanda) y sonido (mantra) que se integran y permiten un estado y efecto en la persona.
Hay un aumento de la capacidad de oxigenación junto a un flujo sanguíneo hacia las glándulas lo que da como resultado una elevación de la conciencia y vitalidad.
No se requiere experiencia previa.
Cada alumno participa a un ritmo que se acomode a su flexibilidad y fortaleza.
Se recomienda usar ropa cómoda con colores claros, y practicar sin medias para ayudar a estimular las terminaciones energéticas de los pies.